Skip to content
101métodos

¡Comprueba en qué consiste el método empírico!

Definición de método empírico

¿Estás investigando sobre los diversos caminos que emplea la ciencia para poder llegar a elaborar el conocimiento? ¿Quieres adentrarte en el mundo de la experimentación científica con distintos recursos, herramientas y procedimientos? Pues entonces no te despegues de la pantalla, pues estás en el sitio correcto. En este post hablamos sobre el método empírico: te explicamos en qué consiste, dónde se aplica, para qué se utiliza y mucho más.

Tienes suerte, pues te encuentras delante de uno de los mejores análisis que podrás encontrar en la web sobre este tema. Analizamos la cuestión a fondo y no dejamos ningún detalle al azar; además de explicaciones sencillas y fáciles de comprender, compartimos contigo enlaces útiles para que amplíes la información y te damos ejemplos de aplicación en la vida cotidiana. Así podrás comprobar cabalmente todo lo que sabes del tema y volverte un verdadero experto.

No busques en páginas web poco confiables y con fuentes bibliográficas dudosas. ¿Para qué? Te damos lo que necesitas y más: acompañados de profesionales de alto nivel, ponemos a tu disposición los mejores artículos, con datos frescos y verificados. ¿Y lo mejor de todo? Con un lenguaje que cualquiera puede comprender, porque queremos llegar a la mayor cantidad posible de usuarios.

Y ahora, sin más preámbulos, te invitamos a conocer qué es esto del método empírico. Se trata de una herramienta de investigación científica que tiene siglos, pero que aún hoy resulta de gran pertinencia al momento de analizar distintos tipos de fenómenos.

¿Qué es el método empírico?

Comenzaremos intentando responder esta pregunta: ¿qué es o en qué consiste el método empírico? Pues bien, es un procedimiento de investigación científica basado en la recolección de una enorme cantidad de información en base a un evento natural, y en el análisis de tal volumen de datos para llegar a sustentar una teoría o arribar a una conclusión en especial.

Tal información puede recogerse por medio de la técnica de la observación sistemática o bien, con un experimento controlado por el científico. La ciencia contemporánea considera que el 100% de las evidencias tienen que ser empíricas, esto es, estar basadas en información real y certera observada en el mundo natural.

El método empírico está inspirado en una corriente de pensamiento llamada “empirismo”, un movimiento filosófico que confía en la experimentación y no en las ideas creadas ex nihilo (de la nada). La palabra “empirismo”, a su vez, surge de un étimo griego que significa “experiencia”. Ya ves cómo ambos conceptos se encuentran intrínsecamente relacionados.

Por lo general, “método empírico” hace referencia al clásico proceder científico según el cual las teorías surgidas de la investigación tienen que estar fundadas en la observación de la realidad, y no en la mera intuición o en las creencias particulares. Así, por ejemplo, en el campo de la Medicina se suele aludir a la experiencia profesional de los doctores y no a su nivel de instrucción en un sentido teórico.

De hecho, podemos afirmar que al día de la fecha el método empírico continúa siendo el más utilizado tanto en el área de las Ciencias Naturales como Sociales. Para elaborar sus premisas, se basa en la observación directa de fenómenos, el análisis en estadísticas, la lógica y la experimentación.

De acuerdo con los testimonios históricos con los que contamos, el filósofo Aristóteles se valía del pensamiento analítico y del método empírico para elaborar saberes basados en experiencias.  La palabra έμπειρία (experiencia) estaba formada por dos vocablos, έυ y πεἳρα (en y prueba); es decir, los conocimientos se obtenían “en prueba”, haciendo un experimento. Los grandes pensadores griegos sostenían que los saberes empíricos se construían del hecho de hacer ensayos de prueba y error.

Así, el gran aporte del método empírico para la ciencia deriva, más que nada, de la experiencia. Por medio del mismo es posible comprender los rasgos representativos y relaciones fundamentales del objeto en consideración. Por supuesto, tal objeto tiene que poder ser detectado por medio de los sentidos (vista, oído, etc.).

Acabamos de brindar una definición acotada de este término y de historizar brevemente su desarrollo. Ahora es momento de que conozcas diversas aplicaciones prácticas del método empírico, pues de nada valdría conocer la teoría sin saber cuál es su utilidad en el mundo concreto del día a día. En nuestros posts siempre buscamos que puedas extraer en limpio todo aquello que te facilite la vida, los estudios o el trabajo cotidiano.

Analizamos qué es el método empírico
Averigua todo sobre el método empírico

¿Para qué sirve el método empírico?

Sabemos que te gustan los conocimientos prácticos y comprobar qué puedes sacar de provecho con cada cosa nueva que aprendes. Por eso, en el presente apartado hacemos una breve lista de las diversas utilidades del método empírico. ¿Qué tiene de especial esta técnica y por qué deberías elegirla frente a otras opciones? Chécalo ahora:

  • Es útil para estudiar áreas poco exploradas del conocimiento.
  • Representa una herramienta de análisis en temas que requieren estudios descriptivos.
  • Es una técnica medianamente simple que puede ser aplicada por expertos y no expertos; de hecho, puede ser aprendida por niños en los primeros años de su escolaridad.
  • Si quieres saber qué cantidad de estudiantes hay en un aula de clases, puedes hacerlo por medio de la observación directa y analizando su presencia; además, puedes comparar la situación del salón con otros de la misma escuela y elaborar estadísticas.
  • Al interior de los laboratorios se recurre mucho al método empírico al manipular preparados químicos, para conocer de antemano las reacciones que pudieran tener y los peligros que podrían causar si no se los tratase con el debido cuidado.
  • Los bebés aprenden el movimiento de la marcha (a caminar) por medio de este método. Son capaces de imitar la conducta que ven en los adultos y experimentan dando pasos, en un proceso constante de prueba y error.
  • Desde los primeros tiempos de la Humanidad, las personas aprendieron a sobrevivir gracias al empirismo. Aprendieron desde la misma experiencia cómo hacer fuego, ocultarse de los depredadores, asar los alimentos, refugiarse de las tempestades, etc.
  • Cuando alguien camina por la calle y recuerda que en ese trayecto hay un charco de lodo, está pendiente del mismo para evitar caer en él. Aquí la persona ha recurrido a la observación directa para obtener la experiencia y actuar en consecuencia.
  • El empirismo permite diseñar campañas de prevención de ciertos fenómenos (por ejemplo, la expansión de enfermedades de trasmisión sexual, con el uso de vacunas y profilaxis) a partir de la experiencia previa (la observación, medición y análisis de las condiciones de salud de una población dada, pongamos por caso).

En fin, como puedes ver, esta metodología puede usarse para resolver problemas prácticos o dar respuesta a necesidades básicas del día a día. Tal es la razón por la cual continúa utilizándose a pesar de que tiene siglos de antigüedad.

Cómo aplicar el método empírico

Hasta ahora hemos desarrollado una explicación breve de lo que significa “método empírico” y su utilidad o pertinencia. Entonces te proponemos realizar un resumen de lo expuesto antes de pasar a las indicaciones sobre cómo aplicar este método en una investigación dada.

En fin, el método empírico da la posibilidad de obtener un conjunto de resultados basados en experiencias de investigación relacionadas con un tema o problema en especial. Implica llevar a cabo un estudio preliminar de los datos disponibles, como así también la verificación y corroboración de aquellos postulados teóricos que permiten detectar las cualidades y relaciones básicas del objeto de estudio en cuestión, por medio de herramientas prácticas y distintas vías de estudio.

Pues bien, ya conoces la definición de este procedimiento y para qué se utiliza. Entonces es momento de que sepas de qué manera lo puedes aplicar en la realidad. Existen 3 grandes técnicas empíricas que se utilizan en esta corriente metodológica de investigación:

La observación

Este recurso es la técnica por excelencia de los empiristas. Desde los primeros tiempos consistió la herramienta básica de estudio y actualmente sigue siendo un instrumento de investigación prácticamente universal. Gracias a la observación, podemos acercarnos a la realidad por medio de la percepción directa de eventos, cosas y hechos.

A través de esta técnica, podemos concluir cuáles son las cualidades específicas que distinguen a cada ente o proceso. Es un punto de partida esencial en cualquier investigación que se quiera presentar como confiable.

La medición

Por medio de este recurso, se busca hallar datos numéricos que describan las principales cualidades de un objeto o evento dado. Los científicos miden fenómenos y cosas comparándolas con otras por medio de escalas con magnitudes ya conocidas. En otras palabras, la medición consiste en atribuir valores numéricos a las características observadas.

En el procedimiento de medición se debe considerar la naturaleza del objeto a medir, la unidad tenida en cuenta, el instrumento a usar, la escala considerada, etc. No es lo mismo medir temperatura con la escala Celsius o Fahrenheit, así como tampoco medir el grado de movimiento telúrico con la escala de Richter o de Mercalli, por dar solo dos ejemplos concretos.

La experimentación

El científico determinará con qué objeto, proceso o fenómeno desea experimentar con el fin de ampliar sus conocimientos sobre el mismo. La profundidad de tales ensayos dependerá del caudal de datos que ya conozca el investigador o que quiera descubrir, como así también de la naturaleza, contexto y problemas de lo estudiado.

Ejemplos método empírico
Pasos del método empírico

Es fundamental tener en cuenta una serie de reglas al momento de hacer experimentos, con el fin de garantizar resultados confiables:

  • Aislar al objeto y las cualidades a probar de la influencia de variables que puedan alterarlos.
  • Reproducir el objeto bajo condiciones de experimentación controladas.
  • Cambiar, de ser necesario, las condiciones bajo las que acontece el fenómeno a estudiar.

Además de las técnicas empíricas, es importante señalar que este método utiliza con frecuencia los gráficos de barras para expresar los datos obtenidos. Existe una amplia variedad de diagramas, como por ejemplo, el sencillo, el agrupado, apilado, flotante, pictórico… no desarrollaremos las diversas categorías aquí por cuestiones de espacio, pero te invitamos a consultarlas desde el siguiente enlace.

Antes de cerrar esta publicación, queremos aclarar que los enlaces que hemos compartido son de procedencia segura y comprobada. No insertamos links sospechosos, que remitan a descargas indeseadas, pop-ups ni publicidad basura. Lo que queremos es que puedas asesorarte como lo estabas esperando por medio de información de calidad y fuentes de consulta fidedignas.

En fin, acabas de conocer qué es el método empírico, para qué y cómo se usa, cuáles son sus instrumentos principales y técnicas fundamentales. Si tienes alguna duda, no olvides que cuentas con la caja de comentarios para hacer cualquier pregunta que quieras. Además te proponemos compartir este post en las redes sociales que más te gusten para que otras personas se informen como realmente se lo merecen.

¡Continuamos en contacto a través de muchos más artículos!