Skip to content
101métodos

¡Compréndelo todo sobre el método fenomenológico!

Qué es método fenomenológico

Qué palabra tan extensa y, en apariencia, tan difícil. Pero no te preocupes: en este artículo realizamos un análisis pormenorizado del término y lo desglosamos para ti. Hoy nos ocupamos de reflexionar acerca del método fenomenológico en todos sus detalles: te explicamos en qué consiste, cuáles son sus etapas e instrumentos específicos, para qué se utiliza, dónde puedes encontrar aplicaciones prácticas y mucho más.

En nuestra web bajamos la ciencia de las nubes para ponerla en tus manos; te demostramos que todos somos investigadores en potencia, pues constantemente estamos utilizando distintos métodos para hacer las cosas y conseguir nuestros objetivos. Te ofrecemos información verificada pero expuesta en términos simples, para que cualquier persona los pueda comprender. Además, complementamos cada post con enlaces para que sigas profundizando solo en los temas que te interesen.

¿Estás preparado para averiguar más sobre el método fenomenológico? Descubrirás que probablemente lo has utilizado, aunque quizá no lo conocías por ese nombre. Ya sea que tengas que hacer un trabajo práctico o monografía, estés iniciándote en el mundo de la investigación o por mera curiosidad, este es el informe que estabas esperando.

¿En qué consiste el método fenomenológico?

Los estudios que abordamos en el presente post surgieron como una inquietud de los pensadores alemanes entre los siglos XVIII y XIX. A pesar de que han transcurrido varios siglos desde entonces, la vigencia de esta perspectiva no se ha diluido, sino que se ha enriquecido a lo largo del tiempo con aportes de diversos países, autores y teorías. De hecho, hoy se considera que es una ciencia que realiza importantes contribuciones para la investigación en muchas disciplinas.

Antes de hablar de “método fenomenológico” en sí mismo, es crucial definir el concepto de “fenomenología”. De acuerdo con Husserl, es a la vez un método y una manera de mirar la realidad. Tal metodología se forma al haber depurado el psicologismo: las leyes tienen una lógica pura y no de carácter empírico, trascendental o proveniente de un aparente universo inteligible de corte metafísico.

Se trata de un estudio que intenta entender las percepciones de las personas, sus puntos de vista e interpretaciones sobre un fenómeno o situación en especial. Este método no se basa en el diseño de una corriente teórica sino en el mundo conocido; emprende una descripción del mismo de acuerdo con experiencias comunes.

De acuerdo con otra definición, los estudios de corte fenomenológico describen el sentido de las vivencias experimentadas por un sujeto o grupo de sujetos con respecto a un evento o concepto dado. En realidad, la fenomenología no se interesa por la explicación (encontrar las causas de un determinado fenómeno) sino, más bien, por determinar en qué consiste tal fenómeno. Es decir, se enfoca en las aristas más esenciales de los tipos de vivencias o conciencia.

Es importante resaltar que esta clase de investigación enfatiza aquel costado individual, personal u objetivo de la experiencia. De acuerdo con algunos autores, es una disciplina que consiste en el “estudio sistemático de la subjetividad”. Algunas veces se usa la fenomenología como equivalente de los estudios naturalistas, o para hacer referencia a cualquier análisis que ponga el foco sobre las vivencias subjetivas de los individuos. No obstante, no se trata de ciencias que se identifiquen en todos sus puntos.

Además, desde esta perspectiva se necesita demostrar que algunas operaciones cognitivas tales como el juicio o la abstracción no constituyen en sí mismos acciones empíricas, sino intencionales. Tal conciencia no considera las cosas del mundo natural como objetos ni tampoco construye lo que está dado como un objeto de conocimiento; en realidad, aprende significaciones en tanto simplemente están dadas y de la forma en que lo están.

Este proceso de depuración es posible gracias al método fenomenológico, que –como habrás podido percibir- se encuentra estrechamente emparentado con la Filosofía. De acuerdo con los expertos en el tema, lo que hace de disparador de este método es una actitud de suspensión del mundo natural. De alguna manera, la creencia en la realidad física que nos rodea y las premisas que le dan lugar, se colocan entre paréntesis o se ponen en suspenso.

Tal acción no implica negar (como sí lo hacen los escépticos) la realidad natural, sino observarla bajo una luz diferente: con la abstención de las coordenadas temporo-espaciales del mundo. Así, nuestra actitud natural se recrea bajo un nuevo signo. Para sintetizar lo expuesto, podemos decir que el método fenomenológico implica:

Método fenomenológico: para qué sirve
Método fenomenológico: ejemplos
  • Hacer un examen de todo el contenido de la conciencia.
  • Dilucidar si esos contenidos son de carácter concreto y real o ideal, imaginario, etc.
  • Suspender momentáneamente la conciencia fenomenológica, de forma que uno se pueda atener a lo dado como tal y sea capaz de describirlo en toda su pureza.

Es importante considerar que la fenomenología no hace presupuestos; aquí no juegan un rol ni el sentido común, ni los postulados científicos, ni las experiencias mentales, como así tampoco el mundo natural. Esta ciencia se anticipa a toda creencia y juicio de valor simplemente para emprender una exploración de lo dado. De alguna manera, el método fenomenológico puede considerarse una forma de positivismo absoluto.

Método fenomenológico: características

A pesar de que en el apartado anterior ya hemos podido dilucidar en qué consiste el método fenomenológico, creemos esencial realizar un listado de sus características particulares para que te quede en claro qué lo distingue de otros métodos. A continuación podrás checar una recopilación de las cualidades esenciales que definen a este procedimiento científico:

  • El término “fenomenología” proviene de dos palabras griegas, φαινόμενoν (manifestación o aparición) y λογος (estudio); así, el método fenomenológico puede considerarse como una de las ramas de la Filosofía que estudia la realidad con respecto a su manifestación.
  • Se sustenta en una corriente teórica muy amplia y variada, por eso, resulta imposible definir el método fenomenológico con un único concepto válido para todas sus manifestaciones.
  • Este procedimiento cognitivo intenta resolver incógnitas filosóficas recurriendo a la experiencia evidente, donde las cosas muestran su costado más concreto, patente o primigenio.
  • Existe un fuerte disenso en cuanto a qué clases de experiencias resultan relevantes para la fenomenología (dentro de la Filosofía), y de qué manera podemos acceder a ellas.
  • En realidad, el conocimiento de las cosas apela a cualquier saber científico en tanto este se sustenta en experiencias tangibles, evidentes.
  • En la actualidad, el método fenomenológico se identifica con la llamada “fenomenología trascendental” de Edmund Husserl y sus postulados.
  • Algunos de los principales teóricos representantes de esta corriente fueron David Hume, Immanuel Kant, Georg Wilhelm Friedrich Hegel, Max Scheler, Edith Stein, Jean-Paul Sartre y Alfred Schütz.

En cuanto a los métodos de los cuales se nutre este tipo de investigación, podemos citar la entrevista en profundidad, la búsqueda temática y la exploración de la propia conciencia del investigador. Normalmente se realizan entrevistas extensas a grupos conformados por entre 5 y 25 participantes. Es muy importante sumergirse en la tradición teórica que sustenta esta corriente y dominar el lenguaje propio de la fenomenología para evitar confusiones con otras disciplinas.

Si bien los trabajos de corte fenomenológico buscan capturar el significado que tienen las vivencias para las personas, no siempre se valen de los mismos planteos metodológicos, ya que estos pueden adoptar muchas formas distintas. De cualquier manera, como premisa general resulta fundamental comprender las diversas miradas filosóficas que se encuentran subyacentes al enfoque abordado.

La técnica más utilizada consiste en solicitar, a un grupo de individuos, que describan las propias vivencias cotidianas en cuanto a un tema determinado. Para poder apreciar realmente los dichos de los informantes (las personas que relatan su experiencia) el investigador tiene que suspender momentáneamente sus percepciones propias, prejuicios y sistema de valores. Solo de esta forma podrá entender objetivamente la manera en que los individuos experimentan determinados eventos.

Pues bien, acabamos de listar y explicar varios de los atributos que caracterizan al método fenomenológico, con especial referencia al ámbito de la Filosofía. Ahora es momento de pasar a revisar algunos casos prácticos de aplicación de este proceso. Te mostraremos cómo se plasma en la resolución de problemas cotidianos y habituales de cualquier persona.

Ejemplos del método fenomenológico

Hasta aquí hemos llevado a cabo una breve caracterización del concepto de “método fenomenológico” y sus principales rasgos. No obstante, creemos necesario demostrar al menos algunas aplicaciones prácticas de tal procedimiento cognitivo a la realidad. De nada serviría que te quedaras con puras ideas abstractas sin comprender su utilidad en la vida cotidiana.

Por lo general, la fenomenología se relaciona con temáticas esenciales que hacen a las experiencias vitales de cualquier ser humano. En este sentido, podemos encontrar multitud de ejemplos en los cuales se hace presente:

  • Qué significa el estrés para una persona que tiene un puesto laboral de mucha responsabilidad.
  • Cuál es la percepción de un individuo sobre el desarraigo.
  • Cuáles fueron las experiencias de un sujeto en su niñez.
  • Qué calidad de vida lleva un paciente crónico en dolencias como el SIDA o el cáncer.
  • Estudio de las vivencias de personas transexuales a la hora de cambiar de sexo y conseguir empleo.
  • Cuál es el sentir de un niño que forma parte de un grupo minoritario en un salón de clases plural.
  • Estudios fenomenológicos acerca de la violencia doméstica, escolar o laboral.
  • Estudios sobre las experiencias del parto y el posparto en las mujeres, relacionados con la violencia obstétrica, la maternidad subrogada y otras temáticas.
  • Por cuáles experiencias vitales ha transcurrido la clase media en un entorno determinado.
  • Cuáles son las implicancias del éxodo de un grupo de personas desde su país de origen hacia la frontera de otro país, por hambruna o guerras.
  • Revisión de los trayectos académicos de grupos con nivel socioeconómico bajo en la Universidad.
  • Qué implica el abuso sexual en un adolescente para él mismo.
  • Estudios de corte fenomenológico sobre experiencias al interior de las cárceles de mujeres o varones.
  • Análisis de las vivencias de los niños que crecen en contextos de carencia material y afectiva.
Método fenomenológico en Sociología
Método fenomenológico y conocimiento

Como habrás podido comprobar a través de estos ejemplos, el método fenomenológico tiene incidencia en muchos campos distintos del conocimiento. Entre las ciencias que más recurren al mismo hoy podemos mencionar a la Politología, la Psicología y la Sociología.

Después de la lectura de este artículo, ya estás preparado para elaborar tu propio trabajo de investigación basado en el método fenomenológico, hacer una exposición oral o informe, o usar tus nuevos conocimientos para un experimento práctico. Esperamos que –de la forma en que más te convenga- puedas sacar provecho de nuestra exposición y que te haya sido útil.

Por esto también te animamos a compartir la publicación en las redes sociales o recomendarla a tus amigos, para que ellos también puedan asesorarse como se merecen sobre un tema que, a primeras luces, puede resultar difícil de comprender. ¡Y no te olvides de continuar explorando nuestra web para descubrir muchos otros métodos!